Recibe el nombre de querofobia a todo aquel miedo irracional que se tiene por la felicidad, en otras palabras, es la fobia a sentirse feliz. Los querofóbos son minoritarios en el mundo, pues un miedo recientemente diagnosticado y no muy estudiado, incluso aún la Real Academia de la Lengua Española (RAE) no reconoce el término “querofobia”.

Etimología de la palabra querofobia

Querofobia es una palabra que combina el sufijo “-fobia” (que quiere decir miedo) con el prefijo “quero-”, que proviene del latín “chero” que significa “regocijarse”. Por consiguiente, etimológicamente “querofobia” significa miedo a regocijarse.

¿De qué se trata la querofobia?

Los que padecen este miedo tienden evitar involucrarse en cualquier tipo de actividad que eventualmente les cause placer y felicidad, por tanto, los querofóbos no suelen ir a fiestas, a cenar con amigos, ir al cine con la novia, visitar sitios turísticos u otras actividades similares. La relación que llevan con sus familiares y con sus amigos no es muy estrecha, para que de esa forma no les provoque felicidad los momentos que juntos viven.

Recordemos que la querofobia es una fobia recientemente descubierta, por lo que el Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) no está reseñada para diagnosticar problemas de salud mental. Actualmente, empresas preocupadas como Fontaneros, proponen que sea estudiada a fondo debido a la gravedad del caso.

Síntomas de la querofobia

Especialistas han asegurado que esta fobia se trata de un caso inusitado de trastorno de ansiedad, pues la misma aparece una vez que el querofóbo se encuentra en situaciones que le hacen feliz.

Creer que una persona que padece de querofobia siempre está triste es una equivocación, pues la tristeza es un síntoma errado. Simplemente la querofobia impide que la persona no participe en actividades divertidas o alegres, pero eso no significa que siempre estén tristes, por lo que su aspecto cotidiano es ecuánime más que todo.

Pensamientos comunes de los querofóbos:

  • Luego de la efímera felecidad viene la perenne tristeza
  • Sentirte feliz es garantía de que más temprano que tarde sufrirás por aquello que te daba felicidad.
  • Todas las actividades divertidas con amigos son banales y una pérdida de tiempo que sólo alimentan la inutilidad.
  • Nadie nunca puede ser realmente feliz, es imposible.

¿De dónde proviene la querofobia?

Las personas que tienen este miedo sencillamente piensan que ser felices es sólo seguridad de que pronto algo malo esta por pasarte y, además, tienen el firmen pensamiento que la felicidad dura mucho menos que la tristeza, por eso es más conveniente no tratar de ser felices. Las personas que llegan a tales creencias son, por lo general, personas que han padecido en el pasado fuertes eventos traumáticos desde el punto de vista emocional o físico.

Los introvertidos son muy propensos a padecer querofobia pues rechazan todo tipo de actividad grupal y lugares públicos con mucha gente que los intimiden. Los perfeccionistas también pueden parecer este miedo tan sólo por creer ignorantes e improductivos a todas aquellas personas felices.

¿Cómo curarla?

Como se dijo previamente, esta fobia es recientemente descubierta y aún no se ha estudiado a fondo, por lo que tratamientos aprobados por la FDA no existen. No obstante, terapéuticamente se aconseja la terapia cognitiva conductual (TCC), ejercicios de meditación y relajación y también llevar a la persona con la fobia a lugares donde pueda experimentar trazas de felicidad sin que sea abrumador para que paulatinamente se dé cuenta que la felicidad no tiene siempre consecuencias lóbregas.