En Madrid se llevó a cabo una de las más importantes exposiciones científicas del ámbito de las ciencias tecnológicas la cual tuvo como objetivo exponer las últimas novedades de la robótica y exhibir los robots más famosos y trascendentales de la actualidad. No solo se presentaron los robots más modernos y tecnológicos, también esta feria ha sido utilizada para cautivar la nostalgia de los amantes de la tecnología y la robótica, por ello se exhibió uno de los robots más clásicos y antiguos, el Aibo que creo Sony a mediados de los años noventa y el carismático Jibo, coetáneo de Aibo y que diseño un equipo de expertos de MIT.

Los principales voceros de esta feria robótica explican que, aunque en la actualidad los robots continúan siendo percibidos como computadoras carismáticas, faltan pocos años para que la sociedad culmine por efectuar el paso evolutivo siguiente, la creación de una nueva sociedad donde convivan seres humanos orgánicos y seres robóticos inteligentes. Algunos de los robots exhibidos tienen la capacidad de crear una personalidad propia y reaccionar de manera singular ante cualquier hecho o suceso que se presente.

Por otro lado, es relevante destacar que dicha exposición de robótica es una prueba innegable del fracaso de los robots en el ámbito social, es decir, fuera de las industrias, puesto que a pesar de que cada año se crean y venden nuevos robots domésticos capaces de contribuir de manera efectiva en las labores del hogar, aun no se ha presenciado la inclusión de estos aparatos en la vida rutinaria de las personas. Los expertos estiman que para el año 2045 el procesamiento intelectual de la inteligencia artificial será mucho más elevado que la capacidad intelectual humana.

El producto robótico mas comercializado y exitoso de los últimos años continúa siendo el robot humanoide nipón Pepper, el cual posee un valor estimado en dos mil dólares estadounidenses. Este ejemplar humanoide es el robot domestico más vendido, sin embargo, el mismo presenta un funcionamiento primitivo y de poca utilidad puesto que no es capaz de efectuar la gran mayoría de las labores del hogar, por ende, la gran mayoría de los japoneses que han adquirido este articulo compran dicho robot por motivos decorativos y misceláneos. El dueño de Fontaneros intento implementar un robot Pepper para la ayudar a sus empleados en la asistencia a los clientes, sin embargo, este robot demostró ser poco útil para tareas básicas y sencillas, por lo que la empresa prescindió de este ayudante robótico.

Sin embargo, la robótica social y domestica posee el aliciente actual de las tecnologías sociales tales como la masificación del uso de los smartphones y las tecnologías inteligentes implementadas en el hogar, como, por ejemplo, las cerraduras electrónicas y demás. De esta manera, las principales empresas que dominan el mercado actual de los dispositivos inteligentes tales como Google, Amazon y Apple han diseñado robots caseros y pequeños que se sincronizan con los smartphones y demás electrodomésticos inteligentes del hogar para mejorar y facilitar las labores en la vivienda.