Mes: julio 2018

¿Qué es la querofobia?

Recibe el nombre de querofobia a todo aquel miedo irracional que se tiene por la felicidad, en otras palabras, es la fobia a sentirse feliz. Los querofóbos son minoritarios en el mundo, pues un miedo recientemente diagnosticado y no muy estudiado, incluso aún la Real Academia de la Lengua Española (RAE) no reconoce el término “querofobia”.

Etimología de la palabra querofobia

Querofobia es una palabra que combina el sufijo “-fobia” (que quiere decir miedo) con el prefijo “quero-”, que proviene del latín “chero” que significa “regocijarse”. Por consiguiente, etimológicamente “querofobia” significa miedo a regocijarse.

¿De qué se trata la querofobia?

Los que padecen este miedo tienden evitar involucrarse en cualquier tipo de actividad que eventualmente les cause placer y felicidad, por tanto, los querofóbos no suelen ir a fiestas, a cenar con amigos, ir al cine con la novia, visitar sitios turísticos u otras actividades similares. La relación que llevan con sus familiares y con sus amigos no es muy estrecha, para que de esa forma no les provoque felicidad los momentos que juntos viven.

Recordemos que la querofobia es una fobia recientemente descubierta, por lo que el Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) no está reseñada para diagnosticar problemas de salud mental. Actualmente, empresas preocupadas como Fontaneros, proponen que sea estudiada a fondo debido a la gravedad del caso.

Síntomas de la querofobia

Especialistas han asegurado que esta fobia se trata de un caso inusitado de trastorno de ansiedad, pues la misma aparece una vez que el querofóbo se encuentra en situaciones que le hacen feliz.

Creer que una persona que padece de querofobia siempre está triste es una equivocación, pues la tristeza es un síntoma errado. Simplemente la querofobia impide que la persona no participe en actividades divertidas o alegres, pero eso no significa que siempre estén tristes, por lo que su aspecto cotidiano es ecuánime más que todo.

Pensamientos comunes de los querofóbos:

  • Luego de la efímera felecidad viene la perenne tristeza
  • Sentirte feliz es garantía de que más temprano que tarde sufrirás por aquello que te daba felicidad.
  • Todas las actividades divertidas con amigos son banales y una pérdida de tiempo que sólo alimentan la inutilidad.
  • Nadie nunca puede ser realmente feliz, es imposible.

¿De dónde proviene la querofobia?

Las personas que tienen este miedo sencillamente piensan que ser felices es sólo seguridad de que pronto algo malo esta por pasarte y, además, tienen el firmen pensamiento que la felicidad dura mucho menos que la tristeza, por eso es más conveniente no tratar de ser felices. Las personas que llegan a tales creencias son, por lo general, personas que han padecido en el pasado fuertes eventos traumáticos desde el punto de vista emocional o físico.

Los introvertidos son muy propensos a padecer querofobia pues rechazan todo tipo de actividad grupal y lugares públicos con mucha gente que los intimiden. Los perfeccionistas también pueden parecer este miedo tan sólo por creer ignorantes e improductivos a todas aquellas personas felices.

¿Cómo curarla?

Como se dijo previamente, esta fobia es recientemente descubierta y aún no se ha estudiado a fondo, por lo que tratamientos aprobados por la FDA no existen. No obstante, terapéuticamente se aconseja la terapia cognitiva conductual (TCC), ejercicios de meditación y relajación y también llevar a la persona con la fobia a lugares donde pueda experimentar trazas de felicidad sin que sea abrumador para que paulatinamente se dé cuenta que la felicidad no tiene siempre consecuencias lóbregas.

Read More

En que consiste la regla 20-20-20

El ritmo de vida actual exige que todos los individuos interactúen diariamente con pantallas de alta definición y gran luminosidad, por ello, es comprensible que exista un aumento de los trastornos visuales que padecen las personas en la actualidad. Para prevenir los problemas oftalmológicos producidos por el cansancio ocular que se genera al mirar durante largos periodos de tiempo la pantalla del ordenador o el teléfono celular, se ha creado la técnica o regla 20-20-20, la cual tiene como objetivo evitar las patologías relacionadas con uno de los sentidos más importantes para el ser humano, la visión.

La regla 20-20-20 se trata de una novedosa forma de cuidar los ojos y la visión, consiste en tener en cuenta la cantidad de tiempo durante la cual se mira una pantalla de alta luminosidad, en este sentido, cada 20 minutos viendo una pantalla se debe realizar una pausa para observar durante 20 segundos un punto fijo a la distancia que se encuentre como mínimo a unos 6 metros de distancia. Esta técnica no es un invento de las redes sociales o de una página de internet sin basamentos científicos y argumentos justificables, puesto que la misma fue por un famoso optometrista californiano de nombre Jeffrey Anshe, quien publico esta regla en una de las revistas de optometría y oftalmología más prestigiosas del país.

Obviamente, es evidente que poner en practica esta regla es una labor complicada y compleja, puesto que es difícil cuantificar cada 20 minutos la pausa que se debe realizar, por ello, te recomendamos que utilices tu teléfono celular para programar una alarmar mientras trabajas o utilizas el ordenador para que te avise cada 20 minutos cuando debes observar durante 20 segundos un punto a la distancia para descansar la vista. Igualmente, se han diseñado aplicaciones que realizan esta tarea, las cuales podrás conseguir en el mercado de aplicaciones de tu Smartphone.

Las evidencias que justifican la aplicación de la regla 20-20-20 se basan en los estudios realizados en las principales ciudades del mundo se comprobó que una enorme cantidad de personas sufren cansancio ocular debido al uso indiscriminado de ordenadores y teléfonos celulares. Para Manuel, trabajador de Cerrajeros, los inconvenientes visuales son uno de los problemas de salud más relevantes de la actualidad y debido a la modernización de la sociedad cada vez las personas utilizarán más pantallas táctiles de gran luminosidad, estos problemas irán incrementando.

Esta regla es una de las formas de disminuir el impacto producido por el uso indiscriminado y frecuente de tabletas, smartphones, ordenadores, laptops y demás, sin embargo, también existen otras formas de cuidar la vista tales el uso de gotas fisiológicas oculares, ya que mientras más tiempo miramos las pantallas reducimos la cantidad de parpadeos que realizamos, por ello es común los problemas de sequedad ocular. Por último, se sugiere reducir el brillo de las pantallas por medio de las opciones de configuración de los televisores o teléfonos inteligentes, asimismo, cada año se debe acudir a un médico especialista para realizar un chequeo anual profiláctico de la vista.

Read More