Venezuela y la crisis eléctrica

La crisis eléctrica está pasando una factura, y muy cara, a los habitantes de Venezuela. Sumidos en profundos problemas económicos, los venezolanos ven a hora como el gobierno de Maduro anuncia nuevas medidas destinadas a paliar las terribles consecuencias de la crisis eléctrica ¿Servirán de algo? Está por ver, pero lo cierto es que la situación de la población, y en general del país, es cada vez más complicada.

De momento, el huso horario cambia a partir del 1 de mayo. Venezuela ya nadaba contra corriente con un horario que no se adaptaba al de ningún otro país del mundo. Medida destinada a ahorrar energía, pero no hay que olvidar lo que un cambio de este tipo supone. Para la población tal vez sea fácil adaptarse ¿Pero qué ocurrirá con empresas o sistema informáticos? ¿Podrán adaptarse sin problemas?

Y es sólo la última de las medidas, quizá desesperadas para frenar una situación que parece enquistarse. Ya se han dado más días de descanso (los empleados públicos no trabajarán los viernes en las próximas semanas), que se unen a la reducción de la jornada laboral y, ahora, el corte de suministro eléctrico durante cuatro horas al día.

Centros comerciales, por ejemplo, ya están generando su propia energía durante varias horas. Pero, sin duda, lo que más preocupa de esta situación son los problemas que puede crear, y que de hecho ya están creando, los apagones en centros especialmente sensibles como son los hospitales. Eso sin contar lo que puede suponer la falta de suministro a nivel productivo en las empresas del país.

La cartilla de racionamiento ha llegado a la electricidad en Venezuela, lo que queda por ver es si estas medidas, efectivamente, sirven para paliar la difícil situación que atraviesa el país en lo que a producción y reservas de electricidad se refiere. Y, sobre todo, queda por ver cómo afectará realmente al día a día, a la subsistencia de los venezolanos, sumidos ya en una muy complicada situación.

Las “cholitas” todo un ejemplo

Su nombre empieza a sonar en los medios de comunicación, y no es para menos, porque lo que se han planteado es más que un reto, es toda una hazaña. Las cholitas son un grupo de mujeres aymaras que están dando ejemplo de esfuerzo y pundonor. Hace tiempo se plantearon escalar ocho montañas de seis metros y todo apunta a que lo conseguirán, y muy pronto.

Para un experto puede parecer una aventura no demasiado complicada. Pero todo cambia si se observa como realizan estas mujeres sus expediciones. Acostumbrados a ver a montañeros con sofisticados equipos, protecciones y medios para enfrentarse a sus escaladas, contemplar a estas mujeres en sus ascenso no puede menos que sorprender. Porque su atuendo es muy poco convencional, al menos para practicar el montañismo. Ellas visten sus trajes tradicionales, unos vistosos ropajes de colores vivos y con faldas largas. Así escalan estas mujeres las montañas. Eso sí, llevan cascos protectores y gafas especiales, así como crampones.

Pero no solo rompen estereotipos en este sentido, en el de su indumentaria. Son mujeres de entre 40 y 50 años. Algunas están acostumbradas a la montaña, ya que hacen de guías para grupos de turistas que desean conocer los picos de su país, pero otras trabajan en otros oficios que nada tienen que ver con las cumbres.

Ya han conseguido ascender tres de esas montañas en las que habían puesto sus ojos antes de emprender la aventura. La última ha sido el monte Illimani, muy próximo a La Paz, en Bolivia, su país. Y lo han hecho en apenas dos días, toda una hazaña. Sus próximos objetivos son el Parinacota y el Pomarapi, ambos en Chile. Y, por supuesto, aspirar a conquistar el Aconcagua, la montaña más alta de América.

Las cholitas se han convertido en todo un ejemplo de superación, de pundonor y de esfuerzo cuyas andanzas son ya seguidas por miles de personas.

Las espirales de Nazca, misterio resuelto

Durante décadas han sido objeto de estudio y de todo tipo de conjeturas, motivo para dar pie a las teorías más rocambolescas y objeto de controversias. No puede extrañar, vistas desde las alturas las líneas de Nazca y sus formas geométricas hacen pensar no solo que hubo una antigua civilización en medio de una de las regiones más agrestes de América, sino que era una civilización adelantada, muy adelantada. Pero no solo las líneas, un tipo de construcción en espiral llamadas puquios eran otro de los grandes misterios de la zona.

spirales de NazcEra, porque las imágenes satélite han resuelto, por fin, este gran misterio ¿Cómo conseguía este pueblo sobrevivir en una región de sequías prolongadas? ¿Qué son esos agujeros en forma de espiral y para qué servían? Pues bien, hasta ahora se pensaba que los puquios eran alguna especie de pozo, pero realmente no era así.

Según las últimas investigaciones, los puquios formaban parte de su increíble sistema de ventilación que proporcionaba aire a una red de canales subterráneos mediante los cuales la civilización nazca consiguió irrigar la zona y llevar el agua a los lugares donde se necesitaba.

Al parecer, los nazcas fueron capaces de aprovechar el agua de los acuíferos subterráneos, pero, para que fluyera por los canales tuvieron que excavar una especie de chimeneas, los puquios, Por ellos entraba el viento a la red de distribución, consiguiendo así que el agua fluyera, una impresionante proyecto hidráulico que les permitió sobrevivir en una zona completamente desértica, ya que gracias a este sistema pue pudieron incluso cultivar la tierra.

Un sistema para el que fue necesario un enorme esfuerzo, primero en su construcción y luego en su mantenimiento. Sistema que demuestra, además, que el pueblo nazca tenía grandes conocimientos de geología y de los ciclos climáticos. Y más allá de estos aspectos, se piensa incluso que pudo representar una especie de poder, tener el poder de la fuente de la vida significaría tenerlo sobre las comunidades que dependían de ellas.

Proyecto BELLA, una gran oportunidad

Su nombre puede dar lugar a equivocaciones, pero, a pesar de lo que parece indicar, la red BELLA a lo que hace referencia es a un proyecto relacionado con las telecomunicaciones. Un proyecto que unirá América Latina con Europa directamente, sin pasar por los Estados Unidos, como ocurre ahora con el 90% de las comunicaciones.

BELLA significa Building Europe Link to Latin America y es un proyecto complicado y ambicioso. Se trata de unir mediante enlaces terrestres Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Chile, Argentina y Brasil y, desde aquí, extender un cable submarino hasta Europa, exactamente hasta Portugal.

Se trata de un proyecto, además, con un objetivo doble. Por un lado se trata de mejorar y ampliar la comunicación y cooperación entre Europa y America Latina, rompiendo la dependencia que hasta ahora se tiene de Estados Unidos. Pero, por otro lado, hay un objetivo de especial importancia y es que, en un momento en el que el espionaje de las comunicaciones parece estar en todos lados y ser realmente sencillo, se trata de evitarlo en la manera de lo posible, impidiendo que el acceso de los programas de espionaje masivo realizados por los Estados Unidos.

Hoy en día existe ya un cable submarino que une Europa con América Latina, sin embargo, se trata de una infraestructura que solo soporta llamadas de teléfono, no el tránsito de datos en cantidades elevadísimas, como el que soportará el que se pondrá en funcionamiento, previsiblemente en apenas unos meses.

El proyecto BELLA tendrá como consecuencia, además de una mayor seguridad en las comunicaciones, un despegue definitivo de las nuevas tecnologías en un continente, América, en el que la demanda de conexiones de datos se han multiplicado en los últimos años.

Bella permitirá una transmisión no solo más segura, sino también más barata y de mejor calidad, mejorando las oportunidades para particulares, empresas y organismos de América Latina, la brecha digital, aquí, empezará por fin, a ser menos profunda.

¿Medio ambiente o desarrollo?

A veces es muy complicado que ambos aspectos vayan de la mano, y es algo que ha quedado demostrado en las últimas semanas con lo ocurrido con la empresa norteamericana Hupecol, que ha visto revocada la licencia que se le había concedido para realizar trabajos de exploración en la zona de La Macarena, en Colombia.

Esta región es una de las más hermosas de Colombia, en su interior se encuentra Caño Cristales, llamado el río de los cinco colores y para muchos uno de los parajes más impresionantes del planeta. Un lugar de una belleza sobrecogedora que comenzaba a abrirse al turismo medioambiental, pero, sobre todo, un ecosistema único en el mundo que las autoridades han decidido ahora proteger a toda costa, en parte debido a la fuerte presión de la opinión pública.

La petrolera ya ha mostrado su indignación, argumentando que es la zona en la que iba a trabajar ya se realizan otro tipo de actividades productivas, como la explotación maderera, y que está a decenas de kilómetros de Caño Cristales. No ha sido razones suficientes, sin embargo, para convencer a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales.

En esta ocasión, parece que han prevalecido razones como las 12.000 especies vegetales, las 420 de aves y las más de 200 de peces que conviven en la región de La Macarena.

Hupecol, que tenía previsto explorar 150 pozos petroleros en un territorio de 30.000 hectáreas, analiza ahora la posibilidad de acudir a los tribunales para recuperar las inversiones realizadas hasta el momento en el proyecto.

Polémicas aparte, porque hay quien señala incluso presiones políticas en todo lo ocurrido, lo cierto es que en ocasiones compatibilizar la protección del medio ambiente con el desarrollo de actividades productivas resulta más que complicado, a pesar de que las leyes lo regulen en extremo. El caso de Hupecol lo demuestra, pero es solo uno de los muchos ejemplos que podrían ilustrar un problema cada vez más difícil de resolver.

Novedades en los banquillos de la NBA: Timberwolves

Los héroes de las campañas anteriores y jugadores importantes de la NBA poco a poco se van marchando, van acabando su ciclo como deportistas y van desapareciendo del imaginario de los fans de los equipos, de las entrevistas y las pantallas. Hoy día, cuando te vas, ya no es como antes, en los que aquellas estrellas se iban en olor de multitudes, con aplausos y fotógrafos. Ahora ya no, se cambian de equipo para jugar unos minutos más, alargar un poco más su contrato y se acabó.

Target Center timberwolves ticketsLas cosas se hacían con más clase antes por parte de los dirigentes de los equipos. Sin embargo ahora ya nadie tiene asegurado el sillón en ellos. Ejemplo de lo que está ocurriendo en el equipo de Ricky Rubio, los Timberwolves, que están empezando a pasar el rodillo con alguno de sus jugadores.

Están buscando juventud en el equipo, pensando que así cambiará la racha del equipo. Sin embargo, la juventud no garantiza ni mucho menos que el equipo vaya mejor, tanto en el juego como en el grupo. Sin embargo, nos hemos enterado que uno de los veteranos del equipo, Andre Miller se marcha. Ha decidido irse del equipo y buscar un nuevo horizonte. A sus 39 años desea podemos conseguir un título, este anillo que marque la diferencia entre los campeones y el resto de jugadores.

Pero por lo que parece no va ser el único que vaya a marcharse del equipo y no solamente estamos hablando de jugadores. Se especula incluso que el entrenador, Sam Mitchell, no estaría cumpliendo los objetivos que se habían esperado de este entrenador, por lo que es más que probable que se marche, lo que no se sabe es si será ahora o a final de temporada, pero lo cierto es que dirá adiós al equipo del jugador español.

Como podemos observar, la liga de la NBA es la de las estrellas, la del gran espectáculo y, al mismo tiempo, la más impersonal, a la que menos le importa los jugadores porque lo que más importa es que un equipo gane por encima de todo y si hay que cambiar se cambia a quien sea. Lo esencial es el equipo, los seguidores, la publicidad y la televisión. Si todo esto sirve para que el equipo vaya mejor, solo el tiempo lo dirá.

 

¿Violencia es Igual a Crisis Economica?

La violencia con la que la crisis económica asuela el Estado español desde hace ya varios años ha sacado a relucir los peores instintos de la condición humana y de sus círculos de control y poder, al encarcelar a gente que se manifiesta por sus derechos, al criminalizar la protesta social o al permitir que miles de personas padezcan problemas de desnutrición o de falta de techo.

Sin embargo, el mapa de decadencia que vivimos y las enormes dificultades de subsistencia que han permeado en la sociedad también han potenciado que salgan a la luz algunas de las mejores virtudes de los humanos. La solidaridad y el espíritu altruista de muchos han hecho que muchos comedores sociales se pongan en marcha y funcionen a diario, dando comida caliente al prójimo.

Los bancos de alimentos han multiplicado sus esfuerzos y los voluntarios de las organizaciones no gubernamentales han dado un paso al frente. Las calles de algunas zonas del país se han llenado de gente sin hogar, pero ahí han estado asociaciones como ‘Al calor de la noche’ para paliar en parte la deshumanización y la brutalidad con la que han actuado las autoridades.

Los terribles y miserables recortes en sanidad contrastan con la cara más amable de muchos médicos y profesionales sanitarios para los que no existen horarios en lo que a atender al paciente enfermo se refiere. Tampoco una buena cantidad de inmigrantes, privados de tarjeta sanitaria en algunas comunidades, se han quedado sin cobertura médica gracias a la filantropía de estos médicos.

Las luchas en las calles, la marea verde a favor de la educación pública, la marea blanca para una sanidad de calidad y para todos, la lucha diaria contra los desahucios, la pelea de los afectados por las preferentes, las infatigables reclamaciones de las víctimas de la Hepatitis C, los talleres formativos creados por los vecinos de los barrios obreros para los jóvenes sin futuro, las ocupaciones de fincas en pueblos agrícolas con desempleo extremo son algunas de las luces entre tanta oscuridad y ejemplos de la dignidad social en tiempos inciertos.

MUJERES-MARRUECOS: Ley de familia no contenta a nadie

La legislación reconoció nuevos derechos a las mujeres, especialmente con respecto a la pensión alimentaria en caso de divorcio, pero implicó un retroceso respecto de un plan anterior.

Por otro lado, muchos hombres se quejan de que no tienen medios suficientes para hacerse cargo de las pensiones que se ven obligados a pagar desde entonces.

familiaLa ley de familia aprobada en 2004 fue resultado de un acuerdo con los sectores islamistas que se oponían enérgicamente al anterior Plan Nacional de Integración de las Mujeres al Desarrollo, formulado en 1999.

Ese Plan de Integración prohibía la poligamia, otorgaba igualdad de derechos de herencia a hombres y mujeres y aseguraba una división equitativa de la propiedad familiar en caso de divorcio.

La legislación aprobada permite a las marroquíes acceder a una mayor pensión alimentaria en caso de divorcio, casarse sin permiso de sus familias y divorciarse en las mismas condiciones que los hombres. Pero, a diferencia del anterior Plan de Integración, no prohíbe la poligamia ni iguala los derechos de herencia para ambos sexos.

“La nueva ley no le aportó nada nuevo a las marroquíes”, dijo a IPS la periodista y activista de la sociedad civil Nezha Daiz. “Es para cumplir con un compromiso político y no para dar más derechos a las mujeres”.

“Las mujeres conforman una fuerza social interesante en Marruecos y, por lo tanto, también son un sector de votantes importante. En este contexto surgió la nueva ley de familia”, dijo Daiz.

Otros ven los aspectos progresistas de la norma. “Antes, las mujeres estaban sometidas a grandes injusticias sociales”, dijo a IPS la investigadora Abdelali Ouali. “La nueva ley trajo igualdad para las mujeres”.

El texto legal fue redactado por un comité real establecido por el rey Mohamed VI luego de que los islamistas se opusieron duramente al Plan de Integración de las Mujeres al Desarrollo.

“Fue un éxito político”, dijo Ouali. “Los observadores internacionales consideran que es una de las mayores hazañas del reino de Mohamed VI”.

Empero, Ouali reconoce que la ley por sí misma no cambiará la situación social. “La gran mayoría de los ciudadanos de Marruecos viven en condiciones difíciles. Por lo tanto, se necesita algo más que una nueva ley de familia. También tenemos que considerar los derechos individuales que se refieren a los salarios y la cobertura de seguridad social”.

Estas necesidades se volvieron todo un problema ante las pensiones por alimentos que fijan los tribunales de acuerdo con la ley.

El 28 de diciembre de 2005, Abdellah Fallah apeló la decisión de un tribunal de familia en Casablanca que lo obligaba a entregar a su ex esposa una pensión mensual equivalente a 60 dólares por mes. Él alegó que sus ingresos mensuales ascendían a 37 dólares.

“Esto me deja sin recursos para vivir y me empuja hacia la línea de pobreza”, afirma el texto de la apelación

“Deberían haber considerado mis bajos ingresos, pero no lo hicieron”, dijo Fallah a IPS. “Voy a morirme de hambre”.

El salario mínimo obligatorio es de unos 188 dólares, aunque no siempre se respeta. El costo de un alquiler de una habitación ronda los 67 dólares en la zona central de esta ciudad.

Más de ocho millones de personas, en una población de 30 millones, vive en la pobreza, y más de seis millones son desempleados en Marruecos.

El impacto de la ley no es fácil de evaluar, en parte porque todavía no hay estadísticas sobre casamientos y divorcios desde 2004.

Pero antes, las pensiones alimentarias eran especialmente bajas. Se fijaban según un porcentaje del salario del ex marido y en general no superaban 10 por ciento de sus ingresos.

Pocos dudan de que la ley sea dura con los hombres pobres. “Cuando se aplica a personas en buena posición económica no es lo mismo que cuando se aplica a los pobres”, dijo Ouali. “Lo que falta es contemplar el espíritu de la ley y asegurarnos con medidas económicas que los ciudadanos se relacionen mejor con las normas.” ( (FIN/2006)